jueves, 28 de septiembre de 2017

¡Milos: el paraíso!

Septiembre es un mes ideal para visitar las islas griegas. Con menos gente, precios más bajos, menos vientos y con el agua del mar a buena temperatura, ponemos rumbo a Milos, que pertenece al archipiélago de las islas cícladas y que solía ser un volcán. Cuatro días serían suficientes para conocerla bien, ya que solo tiene 160 km 2 y una tercera parte de la isla no se puede transitar, excepto si se hace en barco.

¿Cuáles serían las mejores playas de Milos?


En el sur recomendamos:


Provatas: una playa maravillosa con arena rojiza  desde dónde además sale una excursión en barco (no como el de la foto) de 4 horas a las 10:00 por  27 euros para ver la playa de Kleftiko. 






Kleftiko: un lugar impresionante y mágico, formado por rocas blancas en el medio del mar y cuevas submarinas.




Fyriplaka: Una playa fantástica que cuenta con un chiringuito donde hacen muy buenos mojitos.


Tsigrado:  tiene su gracia y a pesar de ser bonita y de las más famosas no lo recomendaría a no ser que uno sea muy aventurero.Su acceso a través de una escalera de palo vertical es bastante difícil, y al fin y al cabo se trata de una cala muy pequeña que goza del mismo encanto que las demás.


Paliochori: playa de colores muy intensos, aunque tiene también muchas piedras. 

Ag.Kyriaki: playa de arena con mucho encanto. Se come estupendamente en el restaurante encima de la colina, y acompañado de vistas impresionantes.  Se llama Psaravolada.


En el norte:

Plathiena:  playa de arena preciosa que cuenta además con estupendas puestas de sol.

Firopotamos: pueblo de pescadores con una playa muy bonita.


Papafragas: pequeña cala, al lado de Sarakiniko, también es de las más conocidas de la isla.


Sarakiniko:  posiblemente la más bella, diferente y fotogénica playa de todas debido a su paisaje lunar.




Trachillas: preciosa playa con aguas transparentes aunque sin arena, sólo rocas.



¿ Dónde recomendamos alojarse?

  • Villa Sosona localizado en Pollonia
Vistas desde la terraza de la habitación

  • Melagrana,  situada en el puerto Adamas
Vistas desde la terraza de la habitación


En ambos alojamientos, que estaban muy bien ubicados, las habitaciones son muy cómodas, modernas, limpias,  tranquilas, espaciosas y con un personal muy amable.

¿Dónde ver una buena puesta de sol?

En Plaka ( foto) o en la playa de Pathiena.


Y no os podéis perder estos dos pueblos de pescadores llenos de color y encanto:
 Klima 



Mandrakia


Se come fenomenal en el restaurante la medusa: absolutamente delicioso y está ubicado frente al mar.
    Por todo esto y por tratarse además de un destino aún no muy concurrido, os recomendamos que visitéis la paradisíaca Milos, que también cuenta con museos y catacumbas para visitar. ¡No os defraudará!