domingo, 31 de enero de 2016

Valencia y su Mercado Central





Predispuestos siempre a dejar cualquier cosa que estemos haciendo ante la invitación de una paella valenciana, metemos tres cosas en la maleta y ponemos rumbo a Valencia. ¡Ya la llenaremos con nuestra visita al Mercado Central! 




El edificio es la joya modernista de la ciudad. Se empezó a construir en 1914 y en 2004 se decidió reformarlo integralmente. Las obras todavía no han concluido. Es inmenso. Cientos de puestos distribuidos en dos zonas y una superficie total de algo más de 8.000 metros cuadrados.

Abunda la fruta y la verdura, que para algo la huerta es valenciana, y el pescado, pero también hay espacio para algunos de nuestros favoritos, como el queso. Imposible resistirse.



Si haciendo la compra llega la hora del aperitivo, el Mercado Central ofrece paradas como ésta, un paraíso para cualquier iniciado en la cerveza.¡Con la compra hecha, corremos a por esa paella!


Aquí podéis ver la típica paella valenciana: arroz, pollo, conejo, judías verdes y garrafón, ¡no hace falta nada más! Y es que no hay mejor sitio para disfrutar una paella que Valencia...



Y después de una deliciosa paella, disfrutamos de un agradable paseo por la ciudad, enamorándonos de sus rincones y lugares, como el barrio del Carmen o la conocida Ciudad de las Artes y las Ciencias.


O las históricas Torres de Serrano y de Quart, ideales para unas vistas panorámicas de la ciudad. 


Además Valencia, con su huerta y sus alrededores, son perfectos para hacer tus propias rutas en bici. 




















¡Así que no lo dudéis y aprovechad para una escapada de fin de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario