miércoles, 16 de septiembre de 2015

Nos gusta el chocolate



Leo: «Nueve de cada diez personas asegura amar el chocolate, y el décimo miente». La afirmación no tiene ninguna base científica, ni falta que hace. Hay evidencias que son eso, evidencias, certezas claras y manifiestas de las que no se puede dudar, y sentir o juzgar lo contrario sólo puede ser una temeridad. Pese a todo, en Bitte tenemos pruebas, para que no se nos acuse de dogmáticos, y porque no nos gusta generalizar.



Prueba 1: Brownie. En cualquiera de sus tres versiones, de chocolate negro, de chocolate blanco y una fusión de ambos, en los tres casos con nueces de Macadamia, almendras o avellanas levanta pasiones. Fue unas de nuestras primeras creaciones y sigue siendo una de las más aplaudidas. Tal vez está mal decirlo, pero no creemos en la falsa modestia, así que sí, está buenísimo.




Prueba 2: La tarta Mármol es un clásico y, como tal, un acierto seguro, especialmente con un té o un café con leche gigante a la hora de merendar. Como todo bizcocho se presta a personalizaciones al gusto. En Bitte, junto a la receta original, la Mármol con relleno de Nutella. Para los más golosos.




Prueba 3: Mousse 3 chocolates. La mousse, como el foie, el champagne y la alta costura, se la debemos a Francia. Ligero, suave y espumoso, en Bitte lo hacemos nuestro  multiplicando por tres el poder del chocolate: blanco, con leche y negro. 



Cuarta y definitiva: Cookies. De chocolate, claro. Horneadas cada mañana, con un montón de chocolate crujiente, frutos secos selectos y algo más, pero este algo más nos lo vamos a guardar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario